Los ejercicios de fútbol más divertidos (Volumen I)

Compartir

Bienvenidos/as a entrenasufutbol.com:

si has llegado hasta aquí estoy seguro que lo has hecho porque eres un entrenador exigente contigo mismo y con los demás. Quieres mejorar el rendimiento de tu equipo y sacarle el máximo partido a las horas de entrenamiento, y lo más importante, quieres que tus chicos o chicas se diviertan jugando al fútbol y mantengan viva la ilusión de poder dedicarse profesionalmente a ello.

 

Esta primera entrega, la quiero dedicar a los más pequeños. Muchas veces, a la hora de entrenar se agotan las ideas y no sabemos qué hacer para que los niños entren con buen pie al entrenamiento y les mantengamos concentrados. A continuación, os presento algunos de los mejores ejercicios de fútbol para niños entre los 6 y los 8 años:

El juego del Gavilán

El primero de ellos es un clásico de los ejercicios de fútbol para niños. Se trata de “Gavilán”, a continuación vemos en qué consiste:

Descripción: Lo ideal en este ejercicio, es poder realizarlo en un espacio de unos 12×30 metros aproximadamente.

En primer lugar, todos los jugadores con balón se colocarán en una de las bandas del campo ordenados sobre una línea. Un jugador sin balón, se coloca en medio del campo entre la banda donde vienes los jugadores que conducirán el balón, y la banda a la que tienen que llegar, ese jugador será el denominado “gavilán”. A su señal, los jugadores deben intentar llegar al otro lado del terreno conduciendo el balón. El objetivo del “gavilán” es el de capturar al mayor número posible de jugadores tocándoles en el hombro. Al jugador que capturen, pasará a ser el nuevo “gavilán” y uno a uno, todos los jugadores ocuparán dicha posición.

Objetivos principales: Los objetivos de este ejercicio de fútbol para niños son en primera lugar mejorar la conducción del balón y el regate uno contra uno. Y en segundo lugar, adaptarse a un nivel de intensidad de juego alto.

Habilidades específicas: En este ejercicio se trabajan el regate, la finta y la conducción de balón.

Número de participantes: Lo ideal es que sean unos 12 jugadores, aunque si son algunos menos no pasa nada.

Material necesario: Entre 10 y 12 balones.

 

El juego de las 4 esquinas

 

El siguiente ejercicio es otro de los juegos tradicionales adaptados a los ejercicios de fútbol para niños, se trata del juego de “Las 4 esquinas”.

Descripción: Lo ideal en este ejercicio, es poder realizarlo en un espacio de unos 7×7 metros aproximadamente.

El juego consiste en que 4 de los participantes se coloquen con un balón en cada una de las cuatro esquinas del campo delimitado por 4 conos. Otro de ellos, se colocará en el centro del cuadrado. A la voz del jugador que está situado en medio, cada uno de los jugadores deberá llegar a una de las otras esquinas conduciendo el balón, sin quedarse en la esquina de la que partía inicialmente. El jugador que se quede sin ocupar una esquina, se situará en el centro del cuadrado y se volverá a repetir el ejercicio nuevamente.

Existen variantes de este ejercicio de fútbol para niños. Por ejemplo, se puede realizar esta misma actividad por parejas agarradas de la mano o incluso en trios, aunque habrá que aumentar las dimensiones del cuadrado.

Objetivos principales: como en el ejemplo anterior, los objetivos de este ejercicio de fútbol para niños son en primera lugar mejorar la conducción del balón y el regate uno contra uno. Y en segundo lugar, adaptarse a un nivel de intensidad de juego alto.

Habilidades específicas: En este ejercicio se trabaja esencialmente la conducción del balón en sus distintas variantes (exterior, planta, empeine…)

Número de participantes: 5 participantes, aunque pueden ser más si se practica por parejas o por tríos.

Material necesario: 4 conos y 5 balones.

 

El juego del Tulipán

El siguiente juego es uno de mis favoritos desde siempre, se trata del juego “Tulipán”, sin duda es uno de los ejercicios de fútbol para niños más divertidos.

Descripción: Lo ideal en este ejercicio, es poder realizarlo en un espacio de unos 9×24 metros aproximadamente.

El ejercicio consiste en que cada uno de los participantes tenga un balón y uno de ellos sea el que pille a cualquiera de sus compañeros. Cuando un participante sea pillado, deberá gritar “tulipán” y quedarse quieto. La única forma de volver a formar parte del juego, es que uno de los compañeros le toque y pueda volver a huir del jugador que pilla. Una de las variantes del juego es que puedan pillar más jugadores a la vez.

Objetivos principales:  los objetivos de este ejercicio de fútbol para niños son en primera lugar mejorar la conducción del balón y el regate uno contra uno. Y en segundo lugar, adaptarse a un nivel de intensidad de juego alto.

Habilidades específicas: En este ejercicio se trabaja esencialmente la conducción del balón en sus distintas variantes (exterior, planta, empeine…)

Número de participantes: Idealmente 12 participantes.

Material necesario: 12 balones.

 

El juego del roba-rabos

El último ejemplo es uno de los ejercicios más divertidos con el que los niños se lo pasarán en grande, se trata del “roba-rabos”.

Descripción: Lo ideal en este ejercicio, es poder realizarlo en un espacio de unos 9×24 metros aproximadamente.

El ejercicio consiste en que cada uno de los participantes tenga un balón y un peto colocado en su parte posterior haciendo de rabo. El objetivo es que el jugador robe el mayor número posible de rabos y ser el último al que se lo roben, con la dificultad añadida de conducir el balón.

El jugador al que le roben el peto en último lugar, conseguirá 3 puntos, y por cada peto robado el jugador sumará 1 punto. El ejercicio se puede hacer también por parejas y tríos.

Objetivos principales: los objetivos de este ejercicio de fútbol para niños son en primera lugar mejorar la conducción del balón y el regate uno contra uno. Y en segundo lugar, adaptarse a un nivel de intensidad de juego alto.

Habilidades específicas: En este ejercicio se trabaja esencialmente la conducción del balón en sus distintas variantes (exterior, planta, empeine…)

Número de participantes: 12 participantes.

Material necesario: 12 petos y 12 balones.

(El siguiente ejemplo lo efectúan sin balón, pero la dinámica es la misma)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *